man, backpack, hiking-1031383.jpg

Qué mal se ve cuando no hay coherencia!

¿Por dónde comenzar?

man, backpack, hiking-1031383.jpg

¿Te has dado cuenta que muchos directivos en organizaciones y en equipos de trabajo tienen poder e influencia, pero no necesariamente logran ejercer un liderazgo efectivo que potencie el trabajo y a las personas de su comunidad?

Muchas veces asumen que desde su jerarquía, lideran e impactan positivamente a las personas con las que se relacionan, sin embargo, su propio liderazgo y autoridad personal se encuentran en desequilibrio.

Esto ocurre porque muchas personas confunden liderazgo con autoridad. Creen que realizando cursos en la materia o ascendiendo a cargos de mayor responsabilidad, simplemente surgirá esa capacidad para motivar y desarrollar compromiso. Mi experiencia en el trabajo con distintas culturas organizacionales y equipos directivos, más años de investigación han confirmado que esto no es así.

Generar credibilidad, inspiración y alineamiento en otras personas, no es posible si tu propia relación contigo no es saludable. ¿Cuán saludable es tu autoestima? ¿Cuán sanadas están esas heridas en tu identidad? ¿O acaso no te das cuenta de las posibles consecuencias?

El trabajo comienza por conocerte ti, de forma genuina, en presencia (ya que es la única forma en la que nos podemos percibir realmente). Reconocer y aceptar tu fortaleza con humildad, no con falsa modestia. Contentarte con tu vulnerabilidad y rescatarla del cajón de «objetos perdidos», para permitir que otros y otras vean que no es tan terrible.

 

 

#liderazgorelacional #coaching #desarrollopersonal

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Conversemos directamente?
Hola!
¿Conversemos?